Cafarnaúm: la ciudad olvidada (2018), los Derechos de los Niños y los Premios de la Academia

Cafarnaúm es una pequeña ciudad en Medio Oriente, en francés “capharnaüm” significa lío, desorden. La directora Nadine Labaki ha declarado que eso muestra su película, un caos. Al verla no pude dejar de pensar que pudiera estar ambientada en muchas otras partes del mundo donde los derechos fundamentales sólo existen en el papel y se enfrenta la adversidad cotidiana.

La directora y Zain Al Rafeea, protagonista de la película y migrante sirio en Líbano.

Derecho a la supervivencia y a la salud. La historia empieza con Zain siendo examinado por un médico quien afirma que por su desarrollo dental el niño debe tener alrededor de doce años. Zain luce a mi parecer mucho menor debido a una vida de carencias.

Cartel de la película en Corea.

Derecho a la educación. Los padres de Zain discuten sobre la conveniencia de enviarlo a la escuela donde le darán comida y ropa que tal vez puedan usar también para sus hermanos o que siga trabajando para ayudar a la familia.

Derecho a la protección. La película muestra una visión casi permanente de vulnerabilidad de los niños a la explotación laboral, trata, abandono, pobreza, hambre, drogas, migración. No, no se espante amable audiencia, la pelicula también muestra ternura y solidaridad.

Derecho al juego. Hay niños jugando con rifles de madera inquietantemente bien hechos. El protagonista usa una patineta para transportar a Yonas, bebé que ha quedado a su cuidado. El juego se ha trastocado.

Derecho a no ser separados de su familia. Yonas queda al cuidado de Zain debido a que su madre migrante, quien hace labor de limpieza en los baños de una feria, ha quedado presa y teme ser expulsada del país al igual que sus compañeras de celda de distintas nacionalidades.

Sé lo que muchos críticos han dicho sobre los ganadores de los premios de la Academia de EEUU, a –Cafarnaúm: la ciudad olvidada (Nadine Labaki, Líbano, 2018)- No deberíamos descartarla en la categoría de mejor película extranjera ya que ganó el premio del jurado en Cannes.

En hebreo “Cafarnaúm” tiene como raíz -nehama- consuelo. La película también finaliza con una oportunidad de reinvindicación.

Usted amable audiencia platíqueme su opinión.



No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *