Game Of Thrones, crítica a la temporada final

Tras una larga espera de dos años por fin llego la tan ansiada temporada final, que a pesar de los altibajos que tuvo la séptima temporada, se esperaba una mejora y nos diera un digno final a una serie que tenía todo para ser la mejor.

Como es bien sabido la serie empezo a distar un poco de los libros debido a que estos se quedaron hasta el quinto libro y por ende el rumbo empezo a irse casi sin saber por donde pero continuaba teniendo la asesoria del creador de cancion de hielo y fuego, George R. R. Martin. sin embargo su ausencia como asesor de los productores y los escasos capitulos que le otorgaron ellos mismo a la serie por proyectos personales, son lo que terminaron llevando al declive esta serie.

A pesar de que la opinion se encontró dividida durante esta última temporada no se puede negar aquello que se veía a leguas. Acortar la serie fue un error, los arcos argumentales no se concretaban y, es mas, las profecías mismas como el Valonqar, el cual tiene que ver con la muerte de Cersei, el destino de Arya y los ojos que cerraría, sin mencionar el pésimo y vacio final que le dieron a los caminantes blancos, se podían pasar por alto para algunos, pero hubo peores errores.

Tras todos esos desaciertos, continuaron deshaciendo a los personajes, y eso es lo que más dolió a los fans, se metieron con los estrategas a quienes eliminaron cual peones, llevaron empicada la mentalidad de Daenerys, la astucia de Tyron, desperdiciaron la revelación de Jon, ahora Aegon Targaryen, echaron a la basura la evolución de Jaime Lannister, incluso fue inútil el poder del cuervo de tres ojos.

Pero para no extenderme hablemos del capitulo final, no soy el unico que conservaba las esperanzas en que arreglasen un poco todo lo que habían hecho mal, esperaba un final digno de juego de tronos, de la serie que podia matar a los que parecían protagonistas, aquella donde no había buenos ni malos, sino personas con sus matices, donde había misticismo que hacia más interesante aun la lucha de poder por gobernar el trono de hierro, pero no nos dieron mas que una gran decepción.

Lo diré tal cual se siente, le dieron a todos un “final Disney”, explicaré por qué.

Ya sé que desde el principio se inclinaba más hacia los Stark, pero he aquí lo que no concuerda con la trama argumental que se manejaba.

El Cuervo de Tres Ojos, desde que se convirtió en ello, no debía entrometerse con la historia sino dejar que pasase, cuando mucho podía ayudar a que no se hundiera la humanidad en la larga noche, de parte de Sansa ella siempre deseo ser una dama o reina, y consiguió sin mayor problema ser la Reina del Norte. Arya, la Gran Asesina, no cumplió con su lista pero se embarco hacia tierras nuevas siendo una especie de cristobal colon de ese mundo y Aegon termino en la guardia nocturna yendose con los salvajes y disfrutando del verdadero norte.
Ahora, Tyron bajó considerablemente su intelecto pero consiguió ser mano del rey, Bronn se quedo con muchísimos títulos y es maestro de monedas, Brienne jefa de la guardia real, Davos, Maestre Construtor, y Sam Tarly Arhi Maestre. Por como yo lo veo todos obtuvieron exactamente lo que querían desde las primeras temporadas, salvo el Rey Bran el Roto, que por cierto que horrible título para ese rey.

Si obtener eso no es un “final feliz” o “final Disney”, no sé que es lo que sea, pero no se asemeja a el Juego de Tronos tan crudo que conocíamos. Como final seria bueno de no ser porque hablamos de canción de hielo y fuego la cual nos daba bofetadas de realidad, donde no ganaba el más justo sino el más astuto, no se quemaban personas porque si sino bajo algún argumento, no se dejaba morir tan irrelevantemente a alguien que tenía un plan para todo.

Sobra decir que es un final que deja insatisfecho, decepcionado, en cierto punto triste y enojado por un final tan vacío y apresurado que no parece nada meditado

2 Comments
Share:

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *