“Happy”, una obra que cuestiona la felicidad

Si ahorita alguien te pregunta si eres feliz, ¿qué le contestarías? ¿Crees que lo eres sólo por tener un buen trabajo, una familia y tal vez, una vida casi perfecta? Pero, ¿qué es lo que realmente está detrás de la felicidad? Esta es la premisa de “Happy”, el reciente estreno en Teatro Milán.

El pasado sábado 26 de enero nos fuimos a la función de prensa de esta divertida y loca obra de teatro protagonizada por Pablo Perroni, Yuriria Del Valle, Juan Ríos y Regina Blandón. La historia se basa en la vida de Alfredo, el personaje de Pablo Perroni, un hombre que es extrañamente feliz con todo lo que le rodea, su vida, su trabajo, su familia, su hija con necesidades diferentes y por supuesto, con la larga amistad que mantiene con su mejor amigo quien un buen día lo invita a cenar a su casa para que conozca a su nueva conquista.

Fotografía: Laura Gutiérrez

Durante esta noche todo se sale de control. Eva, protagonizada por Regina Blandón, es quien se encarga de desenmascarar los más profundos engaños de Alfredo, su estrategia es el sarcasmo, la ironía y por supuesto, el distinguido humor negro que caracteriza a uno de nuestros personajes centrales quien resulta ser mucho más astuta que cualquiera otro. La construcción de este personaje es bastante interesante, resulta ser como una de esas personas que socialmente son “inadaptadas” e inapropiadas para convivir en público. Cada uno de sus diálogos tiene una espina que va duro y a la cabeza. Sin duda, mi personaje favorito.

En su temporada pasada, hace aproximadamente año y medio, ya había tenido la oportunidad de ver esta puesta en escena. El elenco era prácticamente el mismo aunque claro, en esta ocasión la disfruté mucho más. Como bien saben, aprecio mucho el trabajo de Regina pero también me encanta ver en el escenario a Juan Ríos y ni hablemos de Pablo Perroni quien hace una increíble mancuerna con Yuriria Del Valle; siempre es un placer verlos en acción y tenerlos juntos es un deleite.

Fotografía: Laura Gutiérrez

Lo que se me hace más interesante de todo este texto es que, socialmente la felicidad es una de esas cosas que son bien vistas, sin embargo, una persona triste o que simplemente no la pasa bien suele ser menospreciada o poco comprendida, pero, ¿quién puede confiar en esas personas que disfrutan tanto de todo? Si bien es cierto que es bonito estar feliz, no menos cierto es que un poco de realismo siempre viene bien.

100% recomendada para este fin de semana largo y para cualquier otro día que quieran ir a verla dentro de su temporada que será hasta el 21 de abril en Teatro Milán, en la colonia Juárez.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *