Hotel Transilvania 3 (con spoilers)

Normalmente son mal calificadas las secuelas puesto que van perdiendo calidad debido a que se van convirtiendo en fan service porque las sacan tras un éxito arrollador. Ésta, ahora trilogía, no ha perdido calidad a pesar de que salió mucho más rápido esta tercera entrega a comparación del espacio que hubo con la segunda. La calidad, esencia de los personajes y evolución de los mismos ha sido bien lograda.
“Hotel Transilvania” comienza 120 años en el pasado con el mítico personaje Abraham Van Helsing persiguiendo a Drac y sus amigos y tras varios intentos fallidos volvemos al presente. De ahí transcurre un tanto acelerada para pasar directo a las vacaciones en el crucero dónde Drácula se siente solo, mientras Mavis nota que el hotel los tiene ocupados y quiere que convivan más.
Llegan al crucero, la capitana atrae la atención de Drac y provoca el “clic” o “zing” que se supone solo ocurre una vez en la vida. Pero se siente conflictuado por su difunta esposa, su hija Mavis y las vacaciones donde fueron a “pasarla en familia”, de igual forma la atracción existe.
Mavis disfruta las vacaciones pero nota extraño a su papá. Dennis y Winnie llevaron de polizón a su mascota, Puppy, el cual aporta momentos cómicos presentándose.
La capitana Ericka, resulta ser la bisnieta de Abraham Van Helsing, el cual sigue vivo gracias a una máquina y el objetivo del crucero es juntar a los monstruos para conseguir un artefacto ubicado en la Atlantida el cual puede acabar con los monstruos.
Durante el crucero, que es atendido por toda una tripulación de peces parlantes, el monstruo de gelatina por las náuseas vomita y con ello se convierte en papá, Frankenstein se va a apostar al casino y pierde sus manos, por suerte consigue unas pinzas de cangrejo como reemplazo, el hombre lobo y su esposa dejan a sus hijos en una guardería y descubren la maravilla de tener tiempo libre para ellos.
El encanto de Drac hace que Ericka, quien empezó por querer matarlo, se vaya enamorando. La mejor escena para esta pareja ocurre cuando ambos bailan mientras van sorteando trampas para llegar al artefacto.
El momento de ellos dos se rompe con Mavis, quien no quiere aceptar el nuevo “clic”, y Ericka se aleja, va con su bisabuelo para darle el artefacto.
Abraham Van Helsing reúne a los monstruos para una super fiesta en dónde revela que Ericka es su bisnieta, y el propósito del artefacto, el cual contiene una partitura la cual toca en un teclado de Dj que despierta el lado destructivo del kraken. Johnny, gran Dj de bodas, saca de su entrañable mochila un pequeño set y empieza a competir con música postiva como “somewhere over the rainbow”. Durante la batalla musical, el kraken hace destrozos, además de poner en aprietos a Drac y Ericka junto con “Bob” que por fin se revela que es Puppy, lo rescatan, con lo cual Mavis se da cuenta de que existe un clic entre ellos.
La batalla finaliza con la canción “naca” según Blad, “La macarena”, que anula los poderes de la otra canción y pone a bailar a todos con la icónica coreografía que hasta la partitura bailó, súper escena que terminó por resolver los conflictos. Hasta el mismo Helsing comprendió que no había porqué pelear y odiar a los monstruos.
Para cerrar la película, volvemos al hotel, donde vemos que Frankenstein se quedó con sus pinzas y el hombre lobo quiere volver a quedarse con su esposa encerrado en un armario, mientras Drac y Ericka se van a hurtadillas al techo, donde en la primera película Johnny y Mavis vieron salir el sol, pero esta vez Drac aprovecha el lugar para pedir matrimonio, todos los demás los vieron subir y llegan a tiempo para la respuesta, un “sí”.
No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *