“La Cage aux Folles” abrió sus puertas para recibir a Mario Sepúlveda

la-jaula-de-las-locas

Domingo 22 de septiembre. 20:15 horas, aproximadamente. Tercera llamada. Se encienden las luces del escenario y aparece Eugenio Montessoro en el personaje de George para darnos la bienvenida a “La Cage aux Folles”. Minutos después vemos a Rogelio Suárez como la gran Zazá y las palmas recibieron a Mario Sepúlveda en el personaje de Silviah, la mucama de Zazá.

Fue una noche muy emotiva, la sala estaba llena, todos invitados del elenco, padrinos de lujo, entre ellos: Alan Estrada, Jannette Chao, José Daniel Figueroa, Mar Contreras, Valeria Vera y Erika Thais; y medios de comunicación. Muchas caras conocidas entre el público, fue una noche cálida y llena de aplausos mientras los espectadores se ponían de pie, todo para dar la bienvenida oficial a Mario Sepúlveda en el personaje de Silviah con h al final, quien por cierto, recibió la patada de la suerte de Rogelio Suárez.

Fotografía: Laura Gutiérrez

Debo mencionar que por segunda vez disfruté de este musical, el cual se ha vuelto uno de mis favoritos y ¿qué creen? Lo disfruté tanto como la primera vez. A diferencia de la primera ocasión en la que la vi, ahora hubo algunas variaciones en el elenco, todas muy afortunadas, por cierto.

Hace 3 años, cuando el musical recién iniciaba temporada, fui espectadora del gran talento de Mario Iván Martínez en el personaje de Zazá. Recuerdo haber visto un gran espectáculo que me cautivó y me conmovió por completo, en varias ocasiones exclamé “wow”, y es que moverse con esa cantidad de lentejuelas y en tacones no es una tarea nada sencilla.

En aquella ocasión Rogelio Suárez estaba en el personaje de Silviah, impecable como siempre ha sido su trabajo en el escenario. Después de verlo en “Hoy no me puedo levantar” me sorprendió bastante encontrarlo en medias y tacones, sin embargo, fue maravilloso. Sorpresa la mía de ahora verlo interpretando a la diva Zazá y alternando funciones con Mario Iván. Definitivamente no nos quedó nada a deber y por el contrario todo el público salimos extasiados con su actuación, siempre lleno de energía y demostrando por qué es uno de los favoritos en el teatro mexicano.

Una de las cosas que me encantan en este musical es el humor dentro del guión. Se trata de una obra inteligente, bien llevada y de gran ritmo pero siempre tiene algo que te hará reír. Chistes pícaros y con tonos carmín que pueden llegar a sonrojar a más de uno, La Jaula de las locas es un musical ampliamente recomendable. Si me detuviera a detallar cada uno de los aspectos que hay que reconocer en ella creo que esta nota abarcaría más de dos cuartillas, sin embargo, también me encantaría que mis palabras sirvieran como aliciente para que vayan y disfruten del buen teatro.

Aprovecho también para hacer extensiva la felicitación a todos y cada una de las personas que forman parte del show, dentro y fuera del escenario, entre ellos a los maquillistas. Además, el ballet es simplemente impresionante, verlos bailar es un deleite en cada pieza musical, quienes son acompañados por una gran orquesta que te ponen la piel chinita en cada nota.

Por ahora no tengo algo más que agregar, simplemente vayan a verla porque, sin duda, yo lo volvería a hacer, les aseguro que no se van a arrepentir y por el contrario, van a pasar horas de gran diversión. No por nada tienen casi 900 representaciones a lo largo de 3 años en cartelera y 8 premios teatrales.

¿Te atreves a entrar a La jaula de las locas?

3 Comments

3 Comments

  1. MMR says:

    Una obra excepcional de principio a fin, es la primera vez que veo este musical y me quedé sorprendida con los actores en escena, el acompañamiento musical, y toda esa energía despedida que me provocó más de una vez mover los pies al compás de las notas, una experiencia digna de repetirse y sin duda recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *