Leto, un verano soviético de puro rock

Leto es una película sobre la irreverencia del rock, entremezclada con sueños de rebeldía, ilusiones y realidades alternas, donde nos muestran pequeños lapsus con música emblemática prohibida de la época en momentos que “realmente no suceden”. La película se desarrolla en la época de los ochentas en Leningrado, Rusia, con el nacimiento de la aclamada banda de rock ruso, Kino.

En una época donde la represión todavía se encontraba latente e incluso algunos gestos y muestras de emoción estaban restringidas (la antesala de la Perestroika), la película nos cuenta la historia de una de las bandas de rock más recordadas en Rusia, y nos cuenta la historia de Viktor Tsoi (Teo Yoo), vocalista de Kino, y de Mike Naumenko (Roman Bilyk) vocalista de la banda Zoopark, cómo inició todo hasta un punto clave en la vida de los dos personajes.

Este filme es un retrato en blanco y negro con transiciones oníricas donde las -cosas que realmente no suceden- le dan un dinamismo increíble, al mismo tiempo que le otorgan fluidez y la despegan hacia otros planos rompiendo la cuarta pared cuando hablan para el público, y mencionan que algo hubiera estado increíble que sucediera, pero la vida no es así.

En el filme siempre están presentes los acontecimientos sociopolíticos de lo que serían de los últimos años de la Unión Soviética, sin embargo, no son un punto central, sino una consideración en la que se desarrollan nuestros personajes. ¿Se imaginan un lugar donde David Bowie, Blondie o The Doors sean ilegales?

En Leto encontraremos una historia de amor imposible, un amor de adolescentes que se inmiscuyen en una relación formal, pero también el amor y la fraternidad de dos personas que se estiman, se apoyan y buscan a pesar de las adversidades, salir adelante en la música y lograr ser como alguno de sus músicos más soñados.

Todos los personajes tienen una función importante, y bien lograda, que cumplen diferentes facetas uno con la imaginación, otros con el amor y la fraternidad, otros con la irreverencia del rock y la necesidad de gritar.

La fotografía de la película es de apreciarse, claroscuros bien logrados, transiciones de tiempo muy originales, esto a pesar de que es muy difícil imaginar la hora de los acontecimientos por el blanco y negro, lo cual logra que el espectador se concentre en otros detalles como la música, las imágenes y el diálogo.

Esta película dirigida por Kirill Serebrennikov es un gran homenaje para el rock censurado que no conocimos en gran parte de occidente, a través de una historia romántica y de escenas irreales nos lleva de la mano para conocer una de las mejores bandas que hasta hoy he conocido.

Les dejamos la sinopsis y les decimos con todas nuestras ganas ¡No se la pierdan!

Sinopsis: Leningrado, verano a principios de los 80. Traficando LPs de Lou Reed y David Bowie, la escena subterránea de rock brota en la antesala de la Perestroïka. Un día, Mike, un músico con cierta reputación, y su bella esposa Natasha conocen al joven y enigmático Viktor Tsoï. Juntos, cambiarán el destino del rock and roll en la Unión Soviética.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *