Los dos papas (The two popes)

Debo admitir que aunque esta película estaba en mi lista de pendientes, hoy la vi más bien de casualidad. Abrí Netflix como lo hago últimamente ante la falta de tiempo, a la hora de comer o cenar, y pensando en no engancharme con alguna serie que termino viendo a medias mientras hago otras cosas, me acaba de pasar con Spinning Out y Élite 2a temporada, así que decidí mejor buscar una película y concentrarme en ella, claro no de 3 horas como El Irlandés, que justo por querer disfrutarla sin cortes y con la atención necesaria, tardamos meses en decidirnos a verla, así que cuando me apareció The two popes (120 minutos), le di click sin más y me paré por café, de regreso se escuchaba el tema musical Bésame mucho y por un momento pensé que me había equivocado de película, esperaba cantos gregorianos y el Vaticano, no una intro de ambiente latinoamericano.

Cuando veía los cortos de Los dos papas pensaba, interesante pero seguro tediosa y lenta, mejor después, y no, no lo fue, al contrario tiene un gran ritmo y un tono que aunque ligero no deja de matizar la profundidad de los temas que trata, de humanizar y colorear a esos personajes que vemos como enigmas grises, aburridos y acartonados, o solo como estereotipos de la clase más poderosa de uno de los pilares que mueve al mundo – o detiene en ambos sentidos de la palabra, sostiene e impide el avance – de la humanidad, la religión. De como ésta se mezcla con la política, con las guerras, con las revoluciones, mostrando el periplo, dudas y sufrimiento de Jorge Bergoglio, durante la dictadura argentina y su participación controvertida en los movimientos sociales del país, y de la metamorfosis de ese obispo jesuita amante del tango y del fútbol, que no quería ser papa. Mientras Benedicto XVI, Ratzinger, el papa alemán, decide renunciar, y como paradójicamente se mezclan sus caminos entre tazas de té y galletas, confesiones, culpa y absoluciones, “lecciones” de música clásica y popular, hasta llegar al tango final.

Ambos personajes son controvertidos y es delicioso ver su parte humana, sus cualidades y defectos, sus debilidades y fortalezas. Tiene algunos momentos muy emotivos, que te hacen tragar saliva y dejar correr algunas lágrimas para aflojar el nudo en la garganta pero también tiene tintes comediosos de feel good-movie que me recordaron a mi favorita del año pasado Green Book, sobre todo en la relación amistosa que se da entre estos disímbolos personajes, que nos hace sonreír con ternura e incluso soltar algunas buenas carcajadas. Las actuaciones impecables de Antony Hopkins y Jonathan Price junto con un nutrido y pintoresco soundtrack que incluye un “Bésame Mucho” de la mexicana Consuelito Velázquez versión Ray Connif, “Dancing queen” con la Royal Philarmonic Orchestra, el “Tango Italiano”, canciones “de protesta” latinoamericana con Mercedes Sosa, música clásica como “Claro de Luna”, hasta la breve pero vibrante aparición de la ahora conocidísima “Bella Ciao” (La Casa de papel) le ponen sabor y más emoción a la historia escrita por Anthony McCarten (Bohemian Rhapsody) y dirigida por Fernando Mireilles (Ciudad de Dios).

Excelente guión y fotografía, actuaciones magistrales, música ad hoc y locaciones perfectas, solo la Capilla Sixtina me provocó una impresión medio rara pero bueno es obvio que no podían filmar en la verdadera y al recrearla la hicieron a mayor escala para facilitar las escenas, en realidad creo que es algo “piki” de mi parte porque la siento inexacta también en tonalidad y atmósfera, los frescos inmortales de Miguel Angel en este monumento, son una de las más hermosas y maravillosas obras del arte universal para tratarse como una simple capilla de iglesia, aunque sea del Vaticano, fuera de eso, todo bien, paisajes y pasajes memorables.

Netflix mete gol, como diría Bergoglio, con esta magnífica película, basada en hechos reales pero con la suficiente ficción para volverla entrañable… muy recomendable. Para mi Los dos papas fue una agradable sorpresa <3

1 Comment
Share:

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *