Memoria concreto: una obra de teatro documental

Memoria-concreto

¿Teatro documental? ¿Realmente existe? Sí, sí existe y fue una gran sorpresa presenciar una puesta en escena de este género, evidentemente la primera en mi carrera como espectadora teatrera. “Memoria concreto” propone una reflexión acerca de la vida cotidiana en la Ciudad de México.

¿La dramaturgia? Surge gracias a una investigación colectiva y testimonios de los mismos habitantes, aunado a una ardua exploración bibliográfica en documentos que hablan sobre las grandes urbes y el proceso de urbanización del siglo XX.

“En la vida cotidiana aprendemos s relacionarnos con el espacio y con el tiempo en función de lo que consideramos valioso. Dentro de las grandes ciudades hay muchas estructuras: la manera en la que la calle está diseñada, las líneas del metro y el material de los edificios son aparentemente invisibles a la forma en que percibimos la cotidianidad”, comentó Emilio Carrera, escritor y director de la obra.

La obra se desarrolla de una manera bastante peculiar. Por un lado hay tres actores en escena que recrean personajes mientras nos cuentan anécdotas muy puntuales. Por el otro lado a través de imágenes y elementos multimedia vemos los testimonios y algunas escenas de la ciudad.

Lo más interesante es como hablan del concreto (material utilizado para cimentar) como metáfora del progreso y símbolo de la civilización. En Memoria concreto podemos ver las actuaciones de Alberto Trujillo, Quetzal Santana y Gerardo Gallardo.

“Si somos conscientes de la manera en que construimos nuestros espacios urbanos y en la que los habitamos, podremos entender las formas de relacionarnos entre nosotros y cómo estructuramos nuestra vida. De este modo, quizá podamos descubrir de nuevo cómo concebir la vida y la muerte, a nosotros mismos y a las demás personas”, concluyó Emilia Carrera.

Memoria concreto pertenece al ciclo Teatro Documental de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

No comments
Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *