6 razones por las que Mr. Bean se robó los 90’s

¿Ustedes también adoran a Mr. Bean tanto como yo? Amado u odiado, lo cierto es que este personaje se ha convertido en una parte importante de la cultura popular a nivel mundial. No podemos olvidar que es un personaje de origen británico, sin embargo, ha dado la vuelta al mundo a través de memes y parodias, incluso muchas de ellas fueron hechas con personajes de la política.

Y es que Mr. Bean no sólo fue una serie televisiva, también tuvo una serie animada y un par de apariciones en cine, sin embargo, nada parecido a lo que vimos en televisión. Pero si fue una serie tan buena, ¿por qué hay gente que lo ama o lo odia? Su torpeza y su sentido del humor simple y sencillo son razones de peso para que la gente quiera, o no, verlo, muchas veces incomprendido pero siempre genial. Así que si quieres saber por qué es una serie que se robó la década te recomendamos que sigas leyendo:

1.- Con pocos capítulos nos conquistó el corazón: Oficialmente el primer capítulo salió el 1 de enero de 1990 y el último se transmitió el 31 de octubre de 1995, lo que quiere decir que durante estos 5 años sólo se televisaron 15 capítulos de 25 minutos cada uno, aproximadamente. Esto se traduce en una única temporada que, aunque los capítulos nunca tuvieron una secuencia, sus historias resultaban entrañables y realmente 25 minutos de risas eran muy pocos para verlo.

2.- Su ingenio lo hacen un personaje único: Quizá para muchas personas el humor de esta serie resulta muy soso, tonto, absurdo y seguramente hasta aburrido. Lo cierto es que este personaje resulta bastante peculiar, siempre se mete en problemas a consecuencia de situaciones muy sencillas y sale librado de ellas gracias a su ingenio. Mr. Bean nos enseña a ser creativos para solucionar nuestros problemas, además, el humor británico de la serie nos remonta a reírnos de las cosas simples y ver con filosofía el día a día.

3.- Es una comedia que no necesita palabras para hacerte reír: Sí, sabemos que la construcción del personaje es así, incluso podría tener algunos tintes raros de autismo o algo por el estilo, pero sin meternos en psicología y en temas que no nos corresponden, Mr. Bean se comunica a través de gestos y acciones que evocan al alma de un niño, incluso toda su vida es tan blanca y libre de dolo que la serie puede ser vista por cualquier miembro de la familia. Me atrevo a hacer la comparativa entre las comedias actuales y este tipo de shows, ¿qué opinan?

4.- Era un gran show televisivo: Recuerdo mi muy temprana infancia viendo este gran show. Desde pequeña ya me divertía muchísimo viéndolo pues era un humor tan “blanco” que resultaba apto para toda la familia. Incluso ahora, si por alguna extraña razón llego a encontrarme alguno de sus capítulos puedo quedarme viéndolo sin ningún problema.

5.- Rowan Atkinson siempre será Mr. Bean: No importa cuántas películas después de Mr. Bean ya haya hecho Rowan, lo cierto es que para mí y para muchos él siempre será Mr. Bean y es así como lo recordaremos. Incluso es de esos personajes a los cuales ya no los podemos ver “con cara de seriedad” o haciendo alguna otra cosa que no sea caras, chistes y comedia. Visto desde el marketing, este fue un gran acierto publicitario pues la marca de “Mr. Bean” sigue vigente en la mente de muchas personas.

6.- Tiene a Teddy, su fiel acompañante: Sí, mucha risa, muchos problemas y una vida caótica pero, ¿no era adorable el momento en el que sacaba a Teddy de su bolso? ¡No se atrevan a negarlo! Incluso recuerdo esas escenas donde lo ponía en su cama y lo tapaba con su sábana, sin duda, el momento más adorable de Mr. Bean pues su oso siempre iba con él a cualquier lugar que fuera.

Ahora que ya hicimos un breve análisis de esta serie y que ya te dijimos lo genial que es, puedes darle una oportunidad más (si es el caso) y ver sus capítulos en YouTube. Si tú al igual que yo también lo amas, entonces compártenos tus comentarios y dinos si también te gustaría tener un auto como el suyo.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *