“Personas haciendo cosas”, una obra de todo y de nada

Escrita por Misael Garrido y ganadora del Premio Independiente de Joven Dramaturgia 2017, “Personas haciendo cosas” es una puesta en escena que tiene todo y a la vez no tiene nada. En su estreno y presentación a Prensa fue donde tuvimos la oportunidad de ver esta historia sin secuencia, casi sin personajes pero con un alto grado de realismo y sabiduría que seguro detonará muchas cosas en tu cabeza. Nombres como Fidel Castro, sucesos como la muerte de una hija y la palabra “suicidio” nombrada en múltiples ocasiones, son algunas de las cosas que verán y escucharán durante sus, aproximadamente, 75 minutos de duración.

¿Cómo es posible que las verdades pueden llegar haciendo las cosas menos esperadas? Desayunar, limpiar, planear… Cosas cotidianas y ahí, justo detrás de ellas, es donde se encuentran las respuestas. Con un guión complejo y que involucra un juego de palabras bastante inteligente es como se desarrollan las varias escenas que componen a este montaje. La verdad es que cualquier escritor desearía tener la habilidad de jugar y relacionar las palabras con tanta magia como lo hacen en esta obra, son esos diálogos en los que comienzan hablando de un tema y terminan hablando de otro, los cuales, aparentemente no tienen relación alguna, sin embargo, logran hacer el match perfecto y llegan directo a la conciencia de los espectadores.

Fotografía: Laura Gutiérrez

Una de las partes más divertidas es justo al inicio. Los personajes se acercan a la orilla del escenario para interactuar de cerca con el público mientras hacen unas sencillas peticiones. “Aquellas que no hayan sido mencionadas, favor de utilizar el sentido común” fue una de mis frases favoritas porque, en la actualidad, cuánta falta hace que las personas sean obvias y se apeguen a lo simple de las cosas, ¿no creen? Pero claro, el sentido común no es una cosa que se enseñe en la escuela.

Como podrán ir dándose una idea, es un texto bastante real y me atrevo a decir que muy crudo. Ciertamente al salir del teatro tuve la sensación de haber visto arte, pues, en esencia, no busca retratar algo más que sólo la realidad, la cual, estamos perdiendo de vista por toda la inmediatez en la que vivimos. Incluso podría definir esta obra como “surreal” pero la vida misma lo es así que mejor hay que vivirla. El final es imponente pero por obvias razones no mencionaré detalles, sólo diré que, si no sientes ganas de llorar y de reír al mismo tiempo será necesario que veas esta obra por segunda o tercera vez.

Una vez más, un escenario con pocos elementos pero grandes actuaciones de Isabel Toledo y Pablo Marín bajo la dirección de Juan Carlos Franco. Felicidades a todo el equipo y además de recomendarles la obra quiero invitarlos a platicar con la persona que tienen en frente, podrían descubrir muchas cosas interesantes y revelar múltiples secretos de cualquier cosa en la vida.

¿Qué le dirían a un montón de personas si tuvieran la oportunidad de decirles algo que modifique sus vidas?

¿Cuándo? Lunes 20:00 horas hasta el 17 de diciembre

¿Dónde? Teatro La Capilla 

“Vaselina” el Musical está de regreso en el Teatro San Rafael

 

1 Comment

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *