¿Por qué triunfó “Luis Miguel: la serie”?

El domingo 15 de julio terminó el fenómeno mediático llamado “Luis Miguel: la serie”. Cada semana se mantuvo como tendencia en las redes sociales y marcó la conversación de muchas personas. Lo más sorprendente: revivió la carrera del cantante opacada, poco antes, por escándalos e incumplimientos en sus giras. ¿Pero a qué se debe su éxito?

En primer lugar, es la consecuencia del hermetismo de la vida privada que Luis Miguel ha mantenido a lo largo de los años. Es decir, a través de los capítulos se develan los secretos y verdades a medias que el público quería confirmar.

El formato es otro factor: pese al tratamiento narrativo que se le pretende dar, en el fondo es un melodrama. La creación y desarrollo de los personajes nos muestra, desde un inicio, a Luisito Rey como el peor padre del mundo y a Luis Miguel como la víctima directa tras la desaparición de Marcela, su madre.

Y es precisamente este hecho el que aumenta la curiosidad de los espectadores: ¿qué le pasó a Marcela? El enigma no se resuelve, pero sí deja abiertas las interpretaciones. Es imposible no sentir empatía por la añoranza del amor hacia su madre.

La actuación del español Óscar Jaenada se lleva las palmas. ¡Ahora todos odian a Luisito Rey! El personaje nos atrapa desde el inicio con sus mentiras, abusos y vicios. Sin embargo, es más complejo aún, pues es precisamente su ambición la que llevó a su hijo al éxito.

La recreación de situaciones contribuyó notablemente a que las personas buscaran esas referencias y aumentaran su expectación. Momentos como las primeras apariciones, entrevistas y hasta amoríos salieron a relucir.

Finalmente, las canciones. La serie se centra en los años clave del surgimiento del mito. Los discos más exitosos de Luis Miguel están contenidos y reinterpretados por Diego Boneta. Las nuevas generaciones tienen contacto con los hits de álbumes como Un hombre busca a una mujer o Romance.

Aún no se sabe si habrá una segunda temporada, pero los productores asegurar estar trabajando ya en la investigación y guiones. Lo único cierto es que este clásico dará más de qué hablar.

1 Comment

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *